Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 14 de septiembre de 2010

Leyes contra el crimen de magia (crimen magiae) la apología de Apuleyo




Apuleyo escritor latino, nació en Argelia. Un gran estudioso, de familia acomodada. una de sus obras emblemáticas, la Apologia pro se de Magia, donde se enfrentó a un juicio por una acusación de magia(crimen magiae)
Crimen = acusación por causa de un acto ilícito, que atenta contra → orden establecido y la comunidad; es perseguido y llevado a juicio público.
Lo que hizo él en su caso fue actuar como abogado de sí mismo, ante los habitantes de Oea, acusadores, testigos, un secretario del tribunal y un procónsul. Defendiéndose de una acusación de magia que para él(Apuleyo) sólo era envidia, pues Emiliano (ex cuñado de pudentila) quería que quedara todo en su poder y no en un extraño.
Cuenta Apuleyo que Emiliano lo atacó con sus abogados, con palabras, difamándolo. Luego lo acuso de magia, y que con esa magia había enamorado a Pudentila. Dicha acusación era difícil de probar por lo tanto Emiliano puso en el Libelo (escrito en el que se difama a alguien o algo) el nombre de su sobrino Pudente hijo de Pudentila, llevando a cabo una protección por si se demuestra lo contrario.
Pudentila era una mujer muy rica, le prometió a Apuleyo, su segundo esposo mediante promissio dotis (es una promesa de dote hecha en forma de stipulatio, que obligaba a transmitir los bienes dotales).
En la magia hay dos magias: la blanca y la negra (buena y mala respectivamente)
Blanca: Mago en la época de los persas es hoy un sacerdote. La magia es un arte grato de los dioses inmortales.
Negra: la magia mala la negra, produce daño, se castiga con las leyes.
El explicaba que la lex cornelia de sicariis et veneficiis, castiga el homicidio consumado y la intención. Envenenador, ladrón, asesino, etc. Esta lex actúa dependiendo la clase, si era de clase baja, lo mandaban a las fieras y si era de clase alta a una isla y le quitaban todo. A continuación una tabla de los castigos divididos por clases

Clase Alta
Deportación a una isla
Confiscación de todos o la mitad de los bienes
Perdida de la ciudadanía  
si ocurre retorno de la persona castigada, se le castigará con la muerte

Clase Humilde
Exposición a bestias
Juegos públicos gladiatorios
Crucifixión
Trabajo en las minas



Estos castigos son: desde el punto de vista de Modestino es por los que matan con voluntad, dolo malo; desde el punto de vista de las sentencias de Paul se Lee es a quien por matar un hombre haya tenido, vendido o preparado un veneno.
Magia negra: prohibida desde antiguo por las XII Tablas, oculta, repugnante, horrible, el mago lo hace para beneficios privados, como la magia era individual  -a comparación de la religión- se consideraba ilegal.
Es probable que la base de la acusación de magia este en la misma ley de las XII Tablas, pues así como Apuleyo hacía hechizos para traer cosecha, también lo pudo haber hecho para atraer a Pudentila.
Acusaciones a Apuleyo:
Primera; ¿por qué he buscado peces de ciertos géneros?
Los magos estudian los seres vivos, el estudia los seres porque de ahí puede sacar curas o algunos beneficios, y todo lo que se hace para bien es permitido
Segunda; ¿Por qué se casó contigo una mujer que tenía de viudez 13 años?
Se decía que con hechizos el encantaba a las personas; esta pregunta era relacionada con Talo(un señor que sufría de ataques epilépticos, desmayándose 3 o 4 veces al día) es decir, no se desmayo por sus encantamientos.
Tercera; ¿tiene en casa alguna veneración religiosa?
Lo acusan por adquirir una estatuilla (fea con un esqueleto y de una madera muy rara), pero él dice que es una imagen de Mercurio (divinidad invocada en la ceremonia de los magos) y no esqueleto -él la muestra ante todos-.
La cuarta es la acusación de los sacrificios nocturnos  de un testimonio de un señor que prestaba la casa para dichos rituales, pero él se sale por la tangente ridiculizando al señor, diciendo que desde Alejandría era imposible que viera su casa en Oea (el señor llamado Junio Craso estaba en Alejandría).
En conclusión  él pudo haber sido deportado a la isla, confiscado los bienes y quitado la ciudadanía romana. Pero dejando en ridículo a los que lo acusaban, demostró que era inocente, y no solo eso, también dejó en claro que es una persona estudiosa, culta, interesado en la religión, filosofía y ciencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario